Biol.

Obtenemos una curva, llamada curva de Quételet, cuando en el caso de variación fluctuante se mide, se pesa o se cuenta órgano o individuo, y la magnitud se representa en la línea de abscisa, al paso que en ordenada se expresa la frecuencia de cada una de aquéllas, si se unen por un trazo los extremos de las ordenadas resultantes, obtenemos una curva. Las curvas de Quételet, cuando la fluctuación se produce a ambos lados de un valor promedial, vienen a corresponder a la curva binominal de probabilidad de Newton y Pascal, que representan la fórmula (a + b)n.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.