Dícese del miembro, órgano, etc., que por propio impulso, y sin la excitación de ningún estímulo externo, se encorva en mayor o menor grado. Etimológicamente este vocablo encierra la idea de algo que tiende a encorvarse: a este término se le opone el de rectípeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.