Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierba anuales o perennes, frecuentemente rizomatosas, anemófilas. Tallo simple, trígonos o cilíndricos. Hojas alternas, frecuentemente trísticas, diferenciadas en una vaina que abraza más o menos largamente al tallo, con bordes (vaina entera) o libres (vaina abiertya), y un limbo más o menos desarrollado, a veces ausente; entre vaina y limbo, en posición interna, suele desarrollarse una lígula membranosa. Flores hermafroditas o unisexuales, en la axila de 1 bráctea (gluma), dispuestas helicoidal o dísticamente en espigas simples (espiguillas). Espiguillas solitarias o en inflorescencia complejas, axiladas por 1 o varias brácteas. Periantio refpresentado por setas o escamas periantales, o sin periantio. Androceo con 1-3 estambres con anteras basifijas. Estilo simple, comparte basal, a veces engrosada (estilopodio) y 2-3 (-4) brazos estilares largos. Ovario súpero, con (2-) 3 (-4) carpelos, unilocular, con 1 solo primordio seminal de placentación basal; a veces rodeado con 1 bráctea de márgenes soldados (utrículo). Fruto aquenio, biconvexo, trígono u ovoideo.

 

Flora Iberica: Hierbas anuales o, con mayor frecuencia, perennes a través de rizomas; monoicas o, muy raramente, dioicas. Tallos de sección triangular, con menos frecuencia cilíndricos, ocasionalmente comprimidos, macizos, aunque a veces el parénquima es muy laxo, por lo que aparentan ser huecos. Hojas alternas, las inferiores a menudo agrupadas en una roseta basal, que con frecuencia se disponen en tres hileras (trísticas), simples, envainadoras, con vaina generalmente cerrada; lámina por lo general acintada, más raramente filiforme, en ocasiones inexistente, con nervios paralelos; lígula hialina generalmente presente en la unión de la vaina con la lámina. Flores unisexuales o hermafroditas, pequeñas y poco vistosas, sentadas o casi, en la axila de brácteas escuamiformes (glumas) que se disponen de forma helicoidal o en 2 filas (dísticas), formando espiguillas; a veces (géneros Kobresia y Carex), entre la flor y el raquidio, existe otra bráctea adicional de origen profilar con bordes libres o soldados (utrículo); espiguillas dispuestas en variadas inflorescencias terminales, a veces de apariencia lateral (pseudolateral), muy raramente axilares, con cierta frecuencia reducidas a una espiguilla solitaria en el ápice de los tallos. Perianto inexistente o formado por (1-3)6 –a veces numerosas– cerdas o, más raramente, también por escamas. Estambres (1)3, con filamentos generalmente delgados, libres, frecuentemente exertos en la polinización; anteras basifijas, que se abren por hendiduras longitudinales; polen no agrupado en tétradas. Ovario súpero, formado por 2-3(4) carpelos soldados, con una sola cavidad y 1 solo rudimento seminal anátropo, con 2 cubiertas o tegumentos y placentación basal; estilo terminal, con 2-3 ramas estigmáticas, con la base a veces engrosada y/o persistente. Fruto generalmente en aquenio; en raras ocasiones (Cladium sp.) la cubierta puede ser algo carnosa (fruto drupáceo). Una sola semilla no soldada al pericarpo; embrión pequeño y endosperma formado principalmente por almidón.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.