Del lat. dedicatĭo, -ōnis, f. Psicol. Sociol.

Acción y efecto de dedicar o dedeicarse. Se aplica a la entrega intensa a una actividad determinada, por ejemplo, a una profesión o trabajo; el fin al que se destina una cosa; el ofrecimiento de un libro o una obra a una persona, como muestra de afecto o agradecimiento; la fiesta que recuerda la consagración de un templo, altar, etc. La dedicación es una actitud muy positiva que permite desarrollar una actividad intensa; se suele asociar con cierto sacrificio personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.