Med.

La densidad propia de una imagen originada en una radiografía por la presencia de un objeto extraño, como una bala o una pinza quirúrgica.