Med.

Es un síndrome que afecta a los niños, en general después de una separación brusca de la persona que les ha criado. Los síntomas son miedo, retraimiento, llanto continuo, rechazo de la comida y trastornos del sueño, todo lo cual conduce a un trastorno del desarrollo físico, social e intelectual del niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.