Med.

Se define como el trastorno psiquiátrico que se produce tras el nacimiento del niño, habitualmente de 3 a 6 semanas después del parto. Se caracteriza por síntomas que varían desde una tristeza posparto leva hasta una psicosis depresiva, suicida, profunda.