Der.

La facultad de todo propietario de inmuebles de cerrar estos.