Der.

El derecho que se ha atribuido al señor feudal, por el que este yacía con la esposa del vasallo recién casada. Coloquialmente, es un ejercicio abusivo del poder o de la autoridad.