Med.

Se aplica a los trastornos cutáneos asociados con la exposición a productos químicos tóxicos u otros agentes en el puesto de trabajo. Se estima en un 80% los casos de dermatitis de contacto que son resultado de la exposición a irritantes químicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.