Psicol. Sociol.

La esperanza y expectativa depositada por el miembro de un grupo para que éste no consiga una meta; por ejemplo, un jugador suplente puede estar en el banquillo deseando que pierda su equipo; quien desea que fracase el grupo se siente satisfecho cuando se materializa la derrota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.