La destreza que contiene una sola unidad de actividad con un comienzo y un final más que evidente (tarea manifiesta); el saque en el tenis y el swing en el golf son ejemplos de destreza manifiesta.