Med.

El cribado mediante análisis de sangre o de orina para detectar defectos congénitos y trastornos genéticos, que se realiza al principio del embarazo. Es más importante en la mujer mayor de 35 años de edad y en la que ha tenido previamente un hijo con defectos congénitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.