Med. Dep.

El trastorno del metabolismo de los hidratos de carbono que se caracteriza por un aumento del nivel de glucosa en sangre (hiperglucemia) y la presencia de glucosa en la orina (glucosuria). Hay dos tipos principales de diabetes mellitus: la diabetes de tipo I (también llamada diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente) suele aparecer durante la juventud en el joven que desarrolla una deficiencia casi instantánea de insulina que suele requerir la inoculación de inyección de insulina (diabetes sacarina). La diabetes de tipo II (también llamada diabetes del adulto o diabetes no insulinodependiente) se suele desarrollar gradualmente en la edad adulta y estar causada por la hiperproducción de insulina, el empeoramiento de la acción de la insulina (resistencia a la insulina) o una producción excesiva de glucosa en el hígado (obesidad): el ejercicio suele ser importante en el tratamiento de la diabetes. El ejercicio puede modificar con eficacia el curso de la enfermedad diabética, ayudando a reducir el riesgo de complicación vascular (por ejemplo, enfermedad coronaria). El ejercicio aeróbico regular reduce también el riesgo de desarrollar la diabetes de tipo II y mejorar el control del nivel de glucosa en la sangre de quien ya tiene la enfermedad diabética. Sin embargo, es importante que el diabético, el entrenador y los amigos estén al corriente del problema potencial que puede surgir durante el ejercicio, como la hipoglucemia. Una bebida de glucosa u otra fuente sencilla de glucosa debe estar al alcance por si se necesita para prevenir el choque hipoglucémico. La actividad física reduce la concentración de insulina en la sangre, y la sesión aguda de ejercicio aumenta la sensibilidad de la célula diana a la insulina, reduciéndose así el número de dosis que necesita el diabético. El diabético suele sufrir complicación como la neuropatía periférica que puede reducir la sensibilidad de los pies y la enfermedad vascular periférica que deteriora la circulación de la sangre en los pies; por tanto, debe prestar especial atención a éstos, cuidado de elegir un calzado adecuado, sobre todo si practica ejercicio en carga; por ejemplo, al correr por carretera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.