Se aplica a la diarrea causada por rotavirus, que afecta generalmente a niños.