Literalmente, doble parte: como dímero. En botánica, se dice especialmente de la antera en que, por tener el conectivo poco desarrollado, las dos tecas se hallan muy individualizadas, como acontece en la mercurial.