Med.

La dieta baja en proteínas, baja en grasas y alta en carbohidratos, con ingesta controlada de potasio y sodio, se utiliza en la insuficiencia renal crónica y en la insuficiencia hepática. Las proteínas sólo se administran en forma de aminoácidos esenciales, de forma que el organismo utilice el exceso de BUN para sintetizar los aminoácidos no esenciales para la producción de proteínas tisulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.