Es una dieta la cual se prescribe en el tratamiento de la diabetes mellitus de tipo 2, por lo general, contiene una cantidad limitada de azúcares simples o de hidratos de carbono de rápida digestión, y cantidades de proteínas, hidratos de carbono complejos y grasas insaturadas similares a las recomendadas para la población general. La regulación dietética depende de la gravedad de la enfermedad y del alcance del tratamiento con insulina.