Fís.

La diferencia de tensión eléctrica entre dos puntos de un circuito, que permite el desplazamiento de la carga del punto donde la tensión es mayor al punto donde es menor.