Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas perennes o bienales, o matas. Hojas inferiores más o menos largamente pecioladas, en roseta. Flores patentes o péndulas, en racimo bracteado laxo. Cáliz con 5 lóbulos separados casi hasta la base. Corola con tubo cilíndrico-campanulado, totalmente abierta. Estigma emarginado. Cápsula septicida. Semillas cónico-prismáticas, finalmente alveoladas, numerosas.

 

Flora Iberica: Hierbas bienales o perennes, de ordinario pelosas, más raramente sufrútices glabros o glabrescentes. Tallos erectos, de ordinario simples, con indumento variado o glabros, verdes o ± purpúreos. Hojas alternas, linear-lanceoladas, lanceoladas, ovadas, elípticas u oblanceoladas, enteras, dentadas o ± crenadas, a veces coriáceas, lisas o rugosas, las inferiores con el limbo atenuado en la base o bruscamente contraído en un pecíolo, a veces en roseta, las medias en ocasiones decurrentes, las superiores progresivamente reducidas y sésiles. Inflorescencia en racimo, por lo común secundifloro, laxo o compacto; brácteas progresivamente decrecientes hacia el ápice, de lineares a ovadas. Flores zigomorfas, pediceladas o subsésiles, ± declinadas, con pedicelos rectos o curvos. Cáliz no bilabiado, profundamente hendido, con 5 sépalos subiguales o con el dorsal netamente más corto y estrecho, agudos u obtusos, patentes, erecto-patentes o aplicados a la corola, más cortos que el tubo de la corola, acrescentes. Corola ± subbilabiada, con menor frecuencia bilabiada, campanulada o tubulosa, purpúrea, rosácea, pardo-rojiza, amarillenta o blanca, en general por la cara externa con pelos tectores y glandulíferos, más raramente glabra; tubo de ordinario ± gradualmente atenuado o bruscamente contraído en la base y progresivamente ensanchado de forma oblicua hacia la boca, a veces subcilíndrico, con frecuencia ornamentado en la base de la cara interna, bien por máculas obscuras rodeadas por aureolas blancas que se pueden fusionar total o parcialmente, bien por un retículo neto; labios más cortos que el tubo, a menudo poco netos; labio superior entero o emarginado, el inferior con 2 lóbulos laterales ± diferenciados, situados ecuatorialmente en la boca del tubo y un lóbulo central bien diferenciado, más largo que los demás. Androceo didínamo, con estambres inclusos y con filamentos finamente papilosos o glabros; anteras no apiculadas, con dehiscencia longitudinal, glabras. Gineceo con ovario bilocular, glabro o peloso; estilo glabro o peloso; estigma ± bilobado. Fruto en cápsula, septicida y parcialmente loculicida, ovoide o cónica, más corta, igual o más larga que el cáliz, glabra o pubescente. Semillas numerosas, reniformes, obcónicas o subcilíndricas, reticuladas, amarillentas, pardas o negruzcas.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.