La fuerzas que actúan dentro de la familia y que producen determinados comportamiento o síntomas.