Flora Iberica: Tallos principales cilíndricos, postrado-radicantes, con microfilos escuamiformes, esparcidos; ramas dicótomas, abundantes; las estériles, comprimidas, ascendentes, a veces procumbentes, revestidas de 4 filas de microfilos decusados. Estróbilos subsésiles, solitarios o geminados. Esporofilos bien diferenciados. Esporangios con dehiscencia apical. Esporas subtetraédricas, muricado-reticuladas. Protalo holosaprofítico, napiforme.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.