De diplo- y el gr. στἰχος, adj. Bot.

Se aplica a la disposición de las raíces secundarias sobre la principal, cuando el número de ringleras que forman sobre ésta es igual al doble del número de hacecillos liberianos o leñosos que contiene el eje radical, debido a que en este caso dichas raíces secundarias arrancan de puntos situados entre unos y otros hacecillos. Generalmente, pero no exclusivamente, son diplósticas las raíces diarcas. A este concepto se opone el de isóstico (F. Q.). En los carófitos, dícese de la especie en que el núemro de filas de células corticales en un intermodio es dos veces mayor que el de hojas en el verticilo inmediato superior, como ocurre en Chara foetida (R. M.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.