De diplo- y el gr. τἐΥος, f. Bot.

Se aplica a la cápsula procedente de un ovario ínfero, como la de los géneros Iris y Narcisus, que resulta protegida por dos cubiertas: la carpelar propiamente dicha y la axial. Es término debido a Desvaux, Journ. de Bot., t. III, 1813; Colm., 1. c.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.