La dificultad en las fases oral o faríngea de la deglución, como en la masticación, en iniciar la deglución e en impulsar el bolo desde la faringe hasta el esófago. Es causada por varios trastornos neurológicos, estructurales u otros.