Med.

El trastorno que se caracteriza por la alteración de la digestión asociada a un problema de origen intestinal.