La situación en la que se han realizado planes anticipados para hacer frente a un desastre natural inesperado, desórdenes públicos o a un ataque militar que pueda amenazar con muerte o lesión a la población de una localidad.