Biol. Bot.

Es la primera de las dos divisiones de la meyosis (meiosis), en la cual los bivalentes, constituidos durante el estado zigóteno, se separan y se dirigen a los polos opuestos (durante una anafase que toma su mismo nombre; anafase heterotípica), cromosomas enteros en los cuales ya está preestablecida la segunda división de ecuación u división homeotípica (Flemming 1887). La división heterotípica es la que establece la reducción cromosómica en los núcleos hijos.
En la célula madre del grano de polen, a la división nuclear puede suceder la partición celular (gramíneas) o bien puede faltar esta última, y entonces se forma una célula con dos núcleos, cada uno de los cuales evoluciona después rápidamente hacia la división homeotípica, una vez transcurrida una intérfase de mayor o menor duración. La división heterotípica comprende la fase de la mitosis denominada profase, metafase, anafase y telofase (y aun a veces se añade la prometáfase, fase de muy breve duración). La profase se divide en cinco estados calificados de leptóteno (de cromosomas largos y finos en número diploide), zigóteno (con cromosomas acoplados; fase de muy corta duración), paquíteno (en que los cromosomas homólogos de cada pareja se acortan, engruesan y se arrollan uno en otro), diplóteno (con los cromosomas ya claramente divididos en dos cromatidios cada uno, consumándose así la división que se inició al final del estado anterior) y diacinético (llamado también diacinesis, en que la contracción de los bivalentes, con sus cuatro cromatidios, alcanza el máximo, y las parejas se distribuyen con tendencia a situarse en la periferia del núcleo, antes de que la membrana nuclear se desintegre); hay quien distingue todavía otros dos estados: el proleptóteno, anterior a todos, y el anfíteno, que precede al paquíteno, pero, por lo general, es superfluo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.