El producto de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial sistólica. El doble producto se emplea como cálculo del trabajo miocárdico y es proporcional al consumo miocárdico de oxígeno. El entrenamiento de la fuerza reduce el doble producto en reposo, lo cual manifiesta una reducción de consumo miocárdico de oxígeno en reposo.