Es el dolor que se experimenta en el punto de la lesión.