Es el dolor que no se alivia con las medidas médicas y quirúrgicas habituales, con frecuencia, es crónico, persistente, y puede que de naturaleza psicógena.