Es un método para la medición de la radiación ionizante, a la que está expuesta una persona, mediante un dispositivo que contiene un material cristalino radiosensible.