Flora Iberica: Sufrútices o subarbustos, cristalino-papilosos en todas las partes verdes. Tallos de erectos o decumbentes a postrados o trepadores y radicantes. Hojas opuestas, sésiles, cortamente adratas en la base, homomorfas, de sección circu­lar o semicircular, sin estípulas. Flores solitarias o en cimas terminales, general-mente pedunculadas, o en ramitas laterales cortas. Tépalos 5(6), subiguales. Estaminodios petaloideos, numerosos, en 1-3 verticilos. Estambres numerosos, conniventes en cono. Ovario ínfero, de 5(6) carpelos; placentación parietal; tu­bérculos placentarios pequeños o sin ellos; opérculos loculares pequeños; estig­mas subulados y plumosos. Cápsula loculicida, con 4-6 lóculos; valvas con crestas contiguas, paralelas o divergentes, y alas marginales anchas. Semillas reniformes, acostilladas y con tubérculos finos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.