Flora Iberica: Sufrútices o subarbustos, cristalino-papilosos en todas las partes verdes. Tallos de erectos o decumbentes a postrados o trepadores y radicantes. Hojas opuestas, sésiles, cortamente adratas en la base, homomorfas, de sección circu­lar o semicircular, sin estípulas. Flores solitarias o en cimas terminales, general-mente pedunculadas, o en ramitas laterales cortas. Tépalos 5(6), subiguales. Estaminodios petaloideos, numerosos, en 1-3 verticilos. Estambres numerosos, conniventes en cono. Ovario ínfero, de 5(6) carpelos; placentación parietal; tu­bérculos placentarios pequeños o sin ellos; opérculos loculares pequeños; estig­mas subulados y plumosos. Cápsula loculicida, con 4-6 lóculos; valvas con crestas contiguas, paralelas o divergentes, y alas marginales anchas. Semillas reniformes, acostilladas y con tubérculos finos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.