Med.

Son reacciones conductuales caracterizadas por el proceso de duelo, se producen como resultado a la pérdida de un hijo por causas inesperadas o esperadas. La reacción más inmediata es el shock e incredulidad, le sigue un duelo agudo, en el caso de muerte súbita e inesperadas, los sentimientos extremos de culpabilidad y remordimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.