En botánica, desprovisto de espolón, como la corola de los antirrinos, por oposición a la espolonada de las linarias.