Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas anuales, bienales o perennes, generalmente híspidas. Hojas basales pecioladas y caulinares sentadas. Inflorescencias bracteadas. Cáliz dividido casi hasta la base, caduco o persistente. Corola infundibuliforme e hipocratreriforme, zigomorfa, con garganta desnuda y con 10 escamas basales ligeramente pelosas formando generalmente un anillo por lo general discontinuo. Estambres insertos a distintas alturas en el tubo de la corola, con filamentos de distinta longitud, al menos 1 ó 2 exertos. Estigma bífido o bilobado. Núculas más o menos trígonas, erectas, con base aproximadamente triangular y ápice aquillado.

 

Flora Iberica: Hierbas anuales, bienales o perennes, o subarbustos, setoso-híspidos, sin pelos pluricelulares largos glandulíferos, a veces con pelos pluricelulares largos eglandulosos, sobre todo en los sépalos. Hojas enteras, las caulinares alternas, las medias y superiores sésiles, decurrentes o no. Inflorescencia ramificada, paniculiforme o espiciforme, con cimas multifloras o paucifloras, densas en la floración, laxas o densas en la fructificación. Flores zigomorfas o subactinomorfas, erectas, bracteadas, sésiles o subsésiles. Cáliz gamosépalo, dividido casi hasta la base, con lóbulos homomorfos o heteromorfos, enteros, ± setoso-híspido, con pelos rectos. Corola infundiluliforme, pelosa por la cara externa, rara vez glabra, rosado-cárnea, blanquecina, amarillo-rosada, amarillenta, de un azul pálido, azul-violeta, azul-grisácea, azul, rojiza, azul-rojiza, rara vez blanca en ejemplares albinos, con los lóbulos de erectos a patentes; tubo no bien diferenciado del limbo, más largo que los lóbulos de la corola, ± curvado, obcónico, glabro por la cara interna, peloso por la externa, con un anillo interno de escamas nectaríferas, glabras o ciliadas, en la base; garganta glabra, sin escamas ni invaginaciones; lóbulos obtusos. Estambres 5, insertos a distintas alturas en el tubo de la corola, con filamentos mucho más largos que las anteras, de longitud variable, cilíndricos, pelosos o glabros, sin apéndices, al menos 1 de ellos exerto, rara vez todos inclusos; anteras no apiculadas, libres, generalmente casi todas exertas, rara vez todas inclusas. Ovario tetralobado; estilo bífido, exerto, ginobásico, peloso o glabro, cada brazo terminado en un estigma ± globoso, capitado o mazudo. Fruto pétreo, en tetranúcula. Núculas monospermas, ovoides, apiculadas, generalmente con una quilla dorsal, otra ventral y dos laterales, contraídas en la base en forma de corona ± lisa, generalmente gruesa- e irregularmente tuberculadas, con la base de inserción ± triangular, plana y sin apéndice, débilmente unidas por su base en el receptáculo plano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.