De eco- y grafo, m. Med.

Aparato para hacer la ecografía. El ecógrafo a través de los cristales de su transductor, mediante el efecto piezoeléctrico, genera una onda de ultrasonidos, que viaja por el interior de los tejidos sobre los que incide. Esta onda se atenúa como consecuencia de la absorción, se refleja y se refracta a causa de la diferencia de impedancias acústicas (interfase) ,dependientes de la densidad, que presentan los diferentes tejidos que componen los órganos. Las ondas producidas por la reflexión en la interfase (eco) son recogidas por otros transductores que convierten las señales acústicas en señales eléctricas para su procesamiento y composición de la imagen. El procesamiento de la señal se basa en la asignación de una intensidad de color (normalmente dentro de la escala de grises) a cada punto proporcional a la intensidad del eco recibida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.