Se define como una acumulación de líquido seroso que procede del plasma sanguíneo en los tejidos intersticiales, se debe a insuficiencia cardíaca congestiva; en los casos graves, el líquido se puede acumular también en las cavidades cerosas.