Flora Vascular de Andalucía Occidental: Hierbas perennes. Hojas 2-4 pinnatisectas. Inflorescencias con brácteolas y bracteolas o sin ellas. Dientes del cáliz apenas desarrollados. Pétalos enteros, amarillos. Mericarpos de contorno oblongo- elíptico, comprimidos dorsalmente, con costillas pirmarias filiformes, 2 costillas secundarias laterales anchamente aladas y 2 dorsales ápteras o muy estrechamente aladas, con 1 vita bajo cada costilla secundaria y 2 vitas comisurales. Estilos de hasta 2.5 mm. Endospermo cóncavo.

 

Flora Iberica: Hierbas perennes, con raíz axonomorfa. Tallos erectos, cilíndricos, ligeramente estriados, no ramificados salvo en las umbelas, con restos fibrosos foliares en la base. Hojas basales dispuestas en espiral, 3(4) pinnatisectas, con pecíolo bien visible, de ordinario –a veces muy corto e incluso que falta–, éste y los nervios vilosos (pelos simples y ramificados), con 2-5(7) segmentos basales –cuando hay más de dos, solo los dos principales se desarrollan normalmente y los restantes son mucho más reducidos–, con divisiones de último orden de lineares a triangulares, aplanadas o canaliculadas, mucronuladas; hojas caulinares muy reducidas, 2(3) pinnatisectas, sentadas o muy cortamente pecioladas, las superiores reducidas a la vaina. Umbelas compuestas, con pedúnculos largos, ligeramente estriados, glabros; umbela terminal con solo flores hermafroditas, con (8)10-26(30) radios, iguales o subiguales, glabros; las laterales 1-3(4), con flores hermafroditas o masculinas. Brácteas 0-12, indivisas, glabras, de setáceas a linear- lanceoladas, enteramente herbáceas, reflejas, persistentes en la fructificación. Bractéolas hasta 10, semejantes a las brácteas, más cortas que los radios en la antesis. Cáliz con dientes muy reducidos, subulados, persistentes y algo acrescentes en la fructificación. Pétalos enteros, incurvados, amarillos, homogéneos. Ovario glabro, pardo o de un pardo-amarillento; estilos hasta de 2 mm –hasta de 2,5 mm, reflejos o erecto-patentes, persistentes y algo acrescentes en la fructificación–; estilopodio cónico. Frutos 6-15 mm, elipsoideos, ± oblongos, glabros; mericarpos fácilmente separables en la madurez, con las costillas primarias escasamente prominentes y las secundarias prolongadas en alas pardas, las laterales hasta de 3,2 mm de anchura, más desarrolladas que las dorsales, que pueden faltar; vitas elípticas, una bajo cada costilla secundaria (a veces fragmentada en 2-3) y generalmente acompañada por otra más pequeña bajo cada haz conductor dorsal, más 2 comisurales. Semillas con endosperma involuto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.