Es una afección por la que un tejido o un miembro se hinchan, se vuelven gruesos y cambian de color. La causa es un bloqueo del flujo de la linfa y una acumulación de líquido en los tejidos: también se llama linfedema en estadio III.