Med.

La presencia anómala de aire en el sistema cardiovascular, da lugar a una obstrucción del flujo sanguíneo que discurre por los vasos. El aire puede ser introducido de forma accidental durante una inyección, en el curso de un tratamiento intravenoso o quirúrgico, o bien de forma traumática, como sucede en las heridas punzantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.