Se aplica a la persona que presenta el síndrome de Silver (Henry K. Silver, pediatra estadounidense del siglo XX), es un trastorno congénito en el cual la baja estatura se asocia a una asimetría lateral, diversas anomalías de la cabeza, la cara y el esqueleto y una pubertad precoz.