Del gr. ἐνάρθρωσις, f. Anat.

Articulación movible de la parte esférica de un hueso que encaja en una cavidad. En anatomía, dícese de la articulación sinovial, por ejemplo, la articulación coxofemoral y la articulación glenohumeral del hombro, en la que la cabeza esférica de un hueso se articula con la cavidad cóncava y copuliforme de otro hueso. Estas articulaciones se llaman a veces universales; por permitir el movimiento en tres ejes, es decir, abducción, aducción, circunducción, extensión, flexión y rotación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.