Med.

Se aplica a las alteraciones de las estructura y función cerebrales a consecuencia de la intoxicación por plomo, incluyendo el tetraetilo de plomo. Los niños se afectan a menudo, sobre todo después de la ingesta de pinturas ricas en plomo; si no es tratada aparece el delirio, las convulsiones, la manía, la ceguera cortical y el coma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.