Del gr. σπορά, y endo- f. Bot.

Espora que se forma dentro de una célula o de un esporangio. Con referencia a las cianofíceas camesifonáceas, se usa para designar los protoplastos desnudos, producidos por división simultánea o sucesiva dentro de la membrana.