La enfermedad que se presenta cuando se utilizan como injerto las células madre de un donante y estas atacan el tejido normal del paciente que recibe el trasplante. Los síntomas incluyen ictericia, erupciones o ampollas en la piel, sequedad en la boca o los ojos: también se llama EICH.