La hiperlipoproteinemia familiar de tipo III en la que la lipoproteína, rica en colesterol y triglicéridos, se acumula en la sangre. La enfermedad es caracterizada por la aparición de nódulos amarillentos (xantomas) en los codos y las rodillas, enfermedad vascular periférica y elevación de los niveles sanguíneos de colesterol; el paciente afectado tiene un riesgo de desarrollar una coronariopatía precoz.