Med.

La forma pulmonar del carbunco, se llama así porque se trata de un riesgo ocupacional para aquellos que manipulan la lana de oveja; sus síntomas iniciales recuerdan a los de la gripe, pero enseguida el paciente desarrolla fiebre elevada, dificultad respiratoria y cianosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.