Med.

El trastorno genético que comienza en la lactancia o en la primera infancia, se caracteriza por atrofia progresiva de la musculatura esquelética provocada por la degeneración de las células del asta anterior de la médula espinal y de los núcleos motores del tronco del encéfalo (Guido Werdnig, neurólogo austríaco, 1844-1919; Johann Hoffmann, neurólogo alemán, 1857-1919). Entre sus síntomas se incluyen hipotonía congénita, ausencia de reflejos miotáticos, parálisis flácida (en especial del tronco y de las extremidades inferiores), ausencia de capacidad para succionar, fasciculaciones de la lengua y a veces de otros músculos y, con frecuencia, disfagia; el tratamiento es sintomático y los pacientes suelen fallecer en la primera infancia, a menudo por complicaciones respiratorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.