Med.

Dícese del síndrome que sufre la persona que respira aire a gran presión. Era habitual en el obrero que trabajaba bajo el agua a gran profundidad dentro de cámara hiperbárica abierta por abajo y que contenía aire a gran presión. Al volver a la superficie donde la presión atmosférica es normal, el nitrógeno disuelto en el torrente circulatorio formaba burbujas que podían causar dolor sin quedaban atrapadas en la articulación (aeroembolismo). También pueden bloquear la circulación del encéfalo y otros puntos (enfermedad por descompresión). Los síntomas se alivian devolviendo al paciente a un ambiente de alta presión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.